Un hombre viaja por el mundo buscando lo que necesita y regresa a casa para encontrarlo.


Sin título copy-1

A don Rafael, cuando tenia 3 años, se le murió su madre. Su padre lo abandonó. Sin embargo, la «fuerza de sangre» le motivaba toda la vida a buscar sus padres y conocerlos. Los encontró por fin («Quien busca, encontrará…»). Ya están «descansando» en el cementerio parroquial de Andacollo y él con su edad muy avanzada, cerró un círculo de su búsqueda. Vino, junto con su familia, al Santuario para agradecer a Dios y la Virgen por su vida, sus padres y su familia.

Fotos

 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: